Buscar:

viernes, 7 de septiembre de 2012

¿La fórmula de la Mejora Continua?


¡Por fin viernes! Despúes de una semana realmente complicada hemos conseguido pelear y aguantar hasta el final, y eso hace plantearnos ¿qué hacemos para mejorar continuamente? ¿Nos preocupamos por ello o simplemente nos dejamos llevar tratando de mantenernos a flote? En los tiempos en que vivimos es necesario plantearse esas dudas y tratar de resolverlas. Os presentamos un interesante post de Mudaland que habla del tema.

Vivimos en un mundo en el que nos encantan las formulas y los algoritmos que nos faciliten la vida, para no tener que pensar mucho... y que rocen la "perfeccion magica" de aquello que nos viene dado.

Se me ha ocurrido, en estos dias de asueto, que podriamos intentar formular que hace falta para que una empresa pueda considerar que lo que esta llevando a cabo es una autentico proceso de Mejora Continua. Y de estas reflexiones estivales, me ha salido la formula que teneis en el encabezado, que no se si sera 100% cierta, pero si que esta basada en la experiencia empirica de todos los años que estamos en este negocio.

Partimos de las siguientes premisas / variables que me parecen ineludibles para un proceso de transformacion basado en la Mejora Continua:
  • La participacion de las personas. Sin ella no existe Mejora Continua. Existen ideas solitarias, imposiciones y, a la postre, fracasos. No hay Mejora Continua sin ese espiritu colectivo que la caracteriza.

  • El sentido comun. Como generador de la bondad necesaria en todo aquello que se ponga en marcha, de acuerdo con la mision, los objetivos y las directrices que tenga la empresa. Sin sentido comun, no hay Mejora Continua.

    (En la formula quiero destacar la potencia que debe dar el sentido comun a la participacion del equipo).

  • La constancia. Como eje fundamental de cualquier trabajo y aqui no lo es menos. Si vamos de aqui para alla sin un plan trazado, sin una hoja de ruta clara, que nos permita no decaer y sostener en el tiempo lo logrado, no habra Mejora Continua.
  • La intensidad en el trabajo. Cada empresa debe marcar su velocidad, de acuerdo a sus posibilidades y necesidades, pero esta no puede ser lenta. Un proceso de mejora lento no permite conseguir todo lo que la Mejora Continua nos puede ofrecer.

    (En la formula quiero destacar la potencia que le imprime la intensidad a esa constancia absolutamente vital)
  • Las herramientas a nuestra disposicion. En el amplio sentido de la palabra. Es decir, las herramientas por todos conocidas, ademas de la metodologia y los sistemas, como auxilio en la conduccion de la Mejora Continua. Sin sistematica de trabajo, sin herramientas, la Mejora Continua queda fuertemente menguada.
    (En la formula quiero destacar que las herramientas son un acompañante de las personas participando con sentido comun, constancia e intensidad).
  • Y finalmente, el concepto low-cost. No se puede hablar de Mejora Continua cuando todo finaliza en una gran inversion de dinero para conseguirla. La Mejora Continua solo tiene sentido si el impacto economico a gastar e invertir es razonablemente bajo y con un retorno rapido.
(En la formula he querido destacar esa potenciacion de toda los componentes anteriores a este concepto de bajo coste, que debe acompañar a todo el proceso de transformacion, desde el primer minuto del inicio de las actividades)
    Nada mas por hoy. Espero que esta formula (no magica) os haga reflexionar en el concepto de la Mejora Continua (Avanzada) y os sirva para que vuestras organizaciones sean un poco mejores cada dia que pase.