Buscar:

jueves, 17 de noviembre de 2011

AHORRANDO ESPACIO EN CASA

En los días que corren nadie duda que en términos de decoración y espacio en casa nos toca ser muy creativos y un poco rebeldes haciendo lo que queramos, y podamos, con el poco espacio con el que contamos. Ahora el espacio más reconóndito es útil y podemos utilizar muebles que realicen diferentes funciones, unir dos ambientes en la misma habitación o disponer de productos flexibles, apilables o enrollables para sacar el máximo provecho al poco espacio del que disponemos... y una buena forma también de ganar espacio es la instalación de una puerta corredera.

Generalmente encontraremos dos tipos de puerta corredera diferenciados básicamente por su sujeción exterior mediante guías o interior mediante guías ocultas entre los tabiques. Ambas tienes ventajas e inconvenientes y se debe escoger la que más nos convenga en cada caso. En el caso de las guías exteriores tendremos una rápida instalación pero deberemos tener en cuenta posteriormente la colocación de los muebles ya que la puerta quedará vista, y en el segundo caso la instalación será más lenta y costosa pero no tendremos el problema de la colocación del mobiliario.

En todo caso lo más importante es saber el peso de la puerta (entre 30 y 100 Kg.) que queremos colocar y los herrajes adecuados ya que en caso de incompatibilidad podría conllevar rotura del mecanismo. Hay que tener en cuenta también que hoy en día disponemos de motorización de las puertas o incluso medidas de cierre amortiguado para éstas lo que puede hacernos aún la vida más cómoda.


Puede consultar nuestros diferentes tipos de correderas y aplicaciones en los siguientes links.

GUÍAS INTERIORES

GUÍAS EXTERIORES